¡S.O.S. El Campeón a terapia intensiva!

0

Impávidos, como en deja vu de hace un año, los fanáticos del campeón León no tienen más remedio que ‘apechugar’ la segunda derrota en fila, ahora ante los revividos Pumas de la UNAM.

El cuarto juego seguido sin conocer el triunfo, dejó al cuadro de Gustavo Matosas noqueado, muy lejos de meterse a los puestos de la defensa del título, y lo más grave, a escasas horas de su debut en Copa Libertadores con más dudas por sus intermitencias.

Si hace una semana en Morelia el término ‘merecimiento’ estaba más que pintado por la revitalizante actuación de los Verdes, lo del sábado en el Estadio León fue desgastante, ante tanta ansiedad, mayor empeño, y ante tantísima calidad en el campo, gotitas de soberbia principalmente a la hora de defender.

León desestimó a un rival que tuvo grandes méritos al amontonar hasta ocho jugadores en su último tercio, eso sí, con cierto orden como para desarmar los intentos de triangulación que hasta hace menos de dos meses, deslumbraban a pocos y extraños.

Los Esmeraldas, un poquito oxidados pues, pero aún con ese futbol que agrada y que le da chispa a un desangelado futbol mexicano, y que ni siquiera nadie se espante, pues justo aquel Pumas del Bicampeonato, comenzó la defensa de su título arrastrando algo más que el prestigio.

Con cuatro llegadas francas al arco, los Pumas de un suertudo José Luis Trejo (que hasta ya casi ni canas tiene), hizo válido la mitad en el arco de Billy, más preocupado últimamente por las portadas y compromisos comerciales que por pararse bien en su área chica.

Los goles de ‘La Rata’ Bravo, un resucitado más desde aquel conato de renuncias de hace tres semanas en el seno felino, producto más de las desatenciones defensivas de Magallón, Nachito, Loboa y ‘Aris’, que se ven a todas luces necesitan de vuelta a su Gurú ex barcelonista, cuidado entre algodones para el juego de este miércoles con Flamengo.

Peña y Montes en lo suyo, Boselli más enganchado, Maz potente y Arizala, peor que nunca, dieron como resultado un angustioso racimo de tira-tira, donde los Pikolines parecían diez y no sólo dos en el área universitaria.

Lo más fresco del final del partido fue Josecarlos Van Rankin por la pradera derecha y dos contragolpes que hubieran hecho que el marcador fuera más sorpresivo.

Para todos los detractores del León y hasta envidiosos, es justo su momento para burlarse de una Fiera herida que tendrá que voltear a ver, como los grandes, hacia arriba, y no más hacia abajo. Por lo menos esta semana….

Así iniciaron

LEÓN: Yarbrough, Vázquez, Magallón, Loboa, González, Hernández, Montes, Hernández, Peña, Boselli y Maz. DT: Matosas.

PUMAS: Palacios, Fuentes, Palacios, Verón, García, Romagnoli, Cabrera, Velarde, Cortés, Ludueña y Bravo. DT: Trejo.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here