La recolección de basura no estaba garantizada

1

“El SIAP está preparado para hacer frente a cualquier contingencia y garantiza a la ciudadanía que seguirá prestando el servicio de recolección de basura”, decía un comunicado de prensa enviado por el Municipio de León el viernes 28 de marzo.

“El Municipio de León está preparado para hacer frente al asunto y garantiza que se seguirá recogiendo la basura”, decía otro comunicado publicado el pasado lunes 31 de marzo.

Lo cierto es que, vencido el plazo, fue evidente que la administración de Bárbara Botello no tenía plan alguno para esta contingencia.

Todavía ayer por la noche, el director de Comunicación Social, Manuel Mora, informaba a través de su cuenta en Twitter que “el próximo viernes, 20 camiones se incorporarán al servicio de limpia”. Nuevamente quedó claro que no existía ningún plan, pues si de prevenir se trataba, esos y más camiones debieron estar en León desde la semana pasada.

La ciudad está sucia, hay bolsas de basura por todas partes. Algunos ciudadanos incluso han aprovechado los terrenos baldíos para deshacerse de su basura y otros incluso sugieren llevarla al Palacio Municipal. “No pasa el camión de la basura”, es una queja recurrente de ciudadanos desesperados en redes sociales.

En otra parte del boletín enviado el lunes, el gobierno de Bárbara Botello asegura que debido a “las constantes quejas sobre el mal servicio que hay en la actualidad, decidimos lanzar una convocatoria abierta”. ¿Constantes quejas? No hay registro, al menos en las redes sociales de este espacio, de ningún ciudadano quejándose por el servicio de recolección que había en la ciudad.

De hecho, de acuerdo a información del noticiero de radio “El Poder de las Noticias”, el servicio de recolección de basura recibía al rededor de 1000 quejas por año, es decir, 2.7 quejas por día.

Si lo comparamos con la cantidad de quejas que se leen todos los días por otros servicios, el de recolección de basura era casi perfecto.

Por ejemplo, tan sólo en redes sociales todos los días se leen más quejas sobre el transporte público y, a pesar de eso, el Municipio ya está considerando premiarles con un aumento al pasaje.

No había plan, que no mientan, el servicio de recolección no lo tenían garantizado, pues apenas ayer comenzaron a trabajar en soluciones, pero para entonces la ciudad ya estaba repleta de basura.

Están improvisando, no planeando, algo frecuente en la actual administración, además de mostrar indiferencia a lo que le urge solución y desquiciar lo que servía.

Fotografía: Denisse Hernández.

1 COMENTARIO

  1. El problema de la recolección de la basura es complicado. Hay varias interrogantes:
    * ¿Cuál es la legitimidad para abrir una convocatoria a nivel nacional sobre el servicio mencionado?
    ¿Acaso el servicio era notoramente ineficaz en comparación con otros proporcionados por el municipio? No lo creo.

    * Si el mismo gobierno es co-responsable de crear y mantener puestos de trabajo ¿qué va a suceder con aquellos que ya estaban laborando en el servicio? ¿Se habrá prevenido en la convocatoria nacional el hecho de mantener en sus puestos de trabajo a las personas afectadas?

    Es indudable que el servicio se va a restablecer, aunque tarde, pues no es un servicio en el que el gobierno deba demorarse, eso espero.

    Este tipo de problemas tienen solución a corto y mediano plazo. Si no lo tuviera sería ilógico mostrar descontento, a menos que sea desesperanzado.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here